Origen del arándano cultivado

El género Vaccinium, que pertenece a la familia de las ericáceas, está formado por un gran número de especies diferentes. Los diferentes Vaccinium (Vacc. corymbosum, Vacc. asheï, Vacc. darrowii, Vacc. Angustifolium…) con frutas azules están clasificados bajo el nombre genérico de «Arándanos» por su relación con la especie endémica europea (Vaccinium myrtillus). Esta fruta está muy extendida en Norteamérica donde se conoce como «Blueberry».

La especie Vaccinium corymbosum (literalmente frutas en corimbo) o arándano arbustivo se selecciona desde hace un siglo en Estados Unidos para su cultivo. Ya en su estado salvaje ofrece la mejor relación entre vigor, productividad y calidad de las frutas.

El Vaccinium corymbosum salvaje está bien adaptado a los climas oceánicos o continentales moderados. Sin embargo, para responder a las necesidades del mercado y ampliar la temporada de producción, se han introducido otras especies de Vaccinium en los programas de selección para hacer posible cultivos más tempranos y cultivos en climas más cálidos. Distinguimos cuatro grandes grupos de Vaccinium cultivados.

  • El Northern Highbush:
    Vaccinium corymbosum (tetraploide) que necesita un clima muy frío (necesita aproximadamente 1000 horas de frío).

  • El Southern Highbush
    : Vaccinium corymbosum hybrid con una proporción de genes de otras especies de clima cálido (Vacc. Darrowï, Vacc. Asheï).
    Las necesidades de frío están comprendidas entre 150 y 500 horas.
  • El Rabitteye:
    Vaccinium asheï (hexaploide) seleccionado principalmente para prolongar la temporada de producción en la fase tardía.
    Las necesidades de frío son generalmente bajas.
  • El Lowbush Blueberry o Bleuet canadien:
    Vaccinium angustifolium seleccionado principalmente para la recolección mecánica y la fruta industrial.
    Las necesidades de frío son elevadas.

A los Vaccinium, al igual que a todas las ericáceas, les gustan los suelos ácidos (pH óptimo entre 4,5 y 5,5), preferentemente bien drenados y generalmente ricos en materiales orgánicos. A pesar de todo, algunas especies son menos exigentes que otras.